¿Cómo lavar muebles de cuero?

Ya sea como sofá en un moderno estilo vintage, como un sillón de orejas clásico o una acogedora sala de estar.

El cuero es muy popular entre los muebles tapizados. Los muebles de cuero se sienten cómodos, se ven elegantes y son robustos. Sin embargo, para mantener la belleza del cuero durante el mayor tiempo posible, debe cuidarse regularmente a lo largo de los años.

Le diremos a qué deben prestar atención los consumidores al cuidar muebles de cuero.

Consejo 1: es necesario un mantenimiento regular

El cuero es un producto natural que no se puede regenerar por sí solo. Se seca con el tiempo y puede agrietarse. La luz solar o la luz artificial también atacan permanentemente el cuero y hacen que los colores se desvanezcan.

Incluso la grasa de la piel de las personas puede hacer que el cuero luzca desagradable, y el cuero de color claro puede provocar la abrasión del color de los jeans. Para evitar todo esto, el cuero debe cuidarse con regularidad.

Consejo 2: cuidado con grasa y humedad

El cuero no solo necesita grasa, sino también humedad para mantenerse agradable y suave. Si los muebles tapizados se tratan exclusivamente con grasa de cuero, los poros se obstruyen y queda una película grasienta en la superficie.

Lo que muchos no saben es que el cuero debe limpiarse antes de cuidarlo. Porque solo cuando los poros se han liberado de las partículas de suciedad, el cuero puede absorber adecuadamente los ingredientes de los productos de cuidado.

Consejo 3: el cuidado óptimo de los muebles de cuero

Para cuidar adecuadamente sus muebles de cuero, es importante en primer lugar determinar el tipo de cuero, porque los diferentes tipos de cuero también deben cuidarse de manera diferente. Básicamente, diferenciamos entre pieles lisas y ante como nobuck, ante y ante.

En el cuero liso, por ejemplo, la anilina de poros abiertos es bastante sensible y propensa a las manchas, mientras que el cuero pigmentado (cuero al que se le ha proporcionado una capa protectora de color) es muy resistente.

Se pueden limpiar fácilmente y son aptas para el uso diario. Por lo tanto, los productos de limpieza y cuidado deben adaptarse individualmente a las características del cuero.

En general, conviene desempolvar los muebles de cuero con regularidad con un paño de fibra natural suave y sin pelusa y limpiarlo y mantenerlo dos veces al año con productos de cuidado especial.

Consejo 4: eficaz contra las manchas en muebles de cuero

Sobre todo, debe reaccionar rápidamente a las manchas, porque las manchas de aceite, grasa o incluso vino frescas se pueden eliminar fácilmente con el limpiador adecuado. Si no tiene a mano, los líquidos se pueden aspirar suavemente con una toalla de papel (papel de cocina).

Luego lavar la mancha con mucho cuidado con agua destilada pura para evitar la formación de cal. Es muy importante que trabajes sin presión y no frotes. De lo contrario, existe el riesgo de que la mancha penetre en el cuero.

Existen aerosoles especiales para disolver grasas, quitas plumas y limpiadores intensivos que se pueden utilizar para eliminar una amplia variedad de manchas. Entonces es mejor aplicar una loción de cuidado adecuada y, si es necesario, una loción de color para refrescar el color.

Uno debe prestar atención a que limpie y cuide un área grande de costura a costura y no solo de manera selectiva. Para evitar manchar los jeans, lo mejor es usar una loción de protección intensiva especial.

Consejo 5: repare daños como grietas, raspaduras o abrasiones

Los daños pequeños, como ligeras abrasiones o decoloración, pueden repararse usted mismo con productos adecuados.

Si hay rasguños o agujeros profundos, nuestros especialistas en cuero altamente calificados pueden ayudar y reelaborar profesionalmente los muebles de cuero desgastados y dañados.

Los expertos en cuero pueden decir exactamente qué opciones, pero también límites, existen en la preparación de muebles de cuero.

Deja un comentario